Museo-Teatro Dalí

El Teatro-Museo Dalí, inaugurado en 1974, fue construido sobre los restos del antiguo teatro de Figueres y contiene el más amplio abanico de obras que describen la trayectoria artística de Salvador Dalí (1904-1989), desde sus primeras experiencias artísticas y sus creaciones surrealistas hasta las obras de los últimos años de su vida. Algunas de las obras más remarcables que allí se exponen son: Port Alguer (1924), Muchacha de Figueres (1926), El espectro del Sex-appeal (1932), Autorretrato blando con beicon frito (1941), Poesía de América-Los atletas cósmicos (1943), Galarina (1944-45), La cesta de pan (1945), La nariz de Napoleón transformada en una mujer encinta que pasea su sombra melancólica entre las ruinas originales (1945), Leda atómica (1949), La apoteosis del dólar (1965), Galatea de las esferas (1952), o Aurora, mediodía, atardecer y crepúsculo (1979). También cabe destacar el conjunto de obras realizadas por el artista expresamente para el Teatro-Museo, como la Sala Mae West, la Sala Palacio del Viento, el Monumento a Francesc Pujols y el Cadillac lluvioso. También se muestran obras de otros artistas que Salvador Dalí quiso incluir: El Greco, Marià Fortuny, Modest Urgell, Ernest Meissonier, Marcel Duchamp, Wolf Wostell, Antoni Pitxot y Evarist Vallès, entre otros. El Teatro-Museo Dalí hay que verlo como un todo, como la gran obra de Salvador Dalí, ya que todo en él fue diseñado por el artista con la finalidad de ofrecer al visitante una verdadera experiencia y sumergirlo en su mundo cautivador y único.

ORÍGENES

El Teatro-Museo Dalí de Figueres representa una experiencia única para poder observar, vivir y gozar de la obra y el pensamiento de un genio. Tal como explicó el propio Dalí: “Es evidente que existen otros mundos, eso seguro; pero, como ya he dicho muchas veces, esos otros mundos están en el nuestro, residen en la tierra y precisamente en el centro de la cúpula del Museo Dalí, donde está todo el nuevo mundo insospechado y alucinante del surrealismo”. El edificio del teatro de la ciudad de Figueres, obra del arquitecto Roca i Bros, fue construido entre 1849 y 1850 pero fue destruido por un incendio al final de la guerra civil española, en 1939. Desde ese momento el edificio había quedado reducido a su estructura sustentante periférica. El techo de la platea se había hundido, de los palcos sólo quedaban los pasillos de acceso, y del escenario, el arco de la boca de escena y los almacenes laterales. El vestíbulo y el salón de descanso fueron las únicas partes que se mantuvieron en gran medida intactas. A pesar de todo, puede afirmarse que la estructura elemental del teatro se mantuvo y había dejado a Figueres una ruina de aspecto fantasmagórico. En 1961, el entonces alcalde de la ciudad, Ramon Guardiola, propuso a Salvador Dalí hacer un museo dedicado a su obra. El pintor quedó fascinado por el encanto espectral del teatro y, con la intención de mantener la estructura del edificio, lo escogió como sede del futuro Teatro-Museo Dalí: “¿Dónde si no en mi ciudad ha de perdurar lo más extravagante y sólido de mi obra, dónde si no? El Teatro Municipal, lo que quedó de él, me pareció muy adecuado y por tres razones: la primera, porque soy un pintor eminentemente teatral; la segunda, porque el Teatro está justo delante de la iglesia en que fui bautizado; y la tercera, porque fue precisamente en la sala del vestíbulo del Teatro donde expuse mi primera muestra de pintura.” La idea de reunir su obra en el antiguo teatro de Figueres entusiasmó a Dalí y el artista se entregó a la tarea durante más de una década, interviniendo y diseñando los detalles más mínimos, hasta convertirlo en realidad con la inauguración oficial del Teatro-Museo Dalí el 28 de septiembre de 1974. Uno de los elementos más visibles del museo es la estructura reticular transparente en forma de cúpula geodésica que corona el edificio, una idea de Salvador Dalí que realizó el arquitecto murciano Emilio Pérez Piñero (1935-1972). La cúpula se ha convertido no sólo en el emblema del Teatro-Museo sino en todo un símbolo para la ciudad de Figueres.

EL MUSEO AHORA

as diferentes colecciones de la Fundación Gala-Salvador Dalí incluyen todo tipo de obras de arte: pintura, dibujo, escultura, grabado, instalación, holograma, estereoscopía, fotografía, etc. De estas, unas 1.500 están expuestas en el Teatro-Museo Dalí de Figueres. Con el nombre de Teatro-Museo Dalí se incluyen tres espacios museísticos diferenciados, que proponen un recorrido libre y personal a través de sus salas: 1) El Teatro-Museo, propiamente dicho, formado por el viejo teatro municipal incendiado convertido en Teatro-Museo partiendo del criterio y diseño del propio Salvador Dalí. Este conjunto de espacios forman un único objeto artístico donde cada elemento está intrínsecamente ligado al conjunto. 2) El grupo de salas, resultado de las progresivas ampliaciones del Teatro-Museo, donde la intervención personal de Dalí es testimonial o inexistente. Estas salas forman parte físicamente de Torre Galatea, y en ellas se exponen obras del legado de Salvador Dalí, montajes ópticos como las estereoscopías y los anamorfismos, así como también las nuevas adquisiciones realizadas por la Fundación. 3) La sala de exposiciones Dalí-Joyas, inaugurada en 2001, donde se presentan las treinta y siete joyas de oro y piedras preciosas de la antigua colección Owen Cheatham, dos joyas realizadas posteriormente, y los veintisiete dibujos y pinturas sobre papel que Salvador Dalí realizó para diseñar las joyas. El Teatro-Museo Dalí contiene un amplio abanico de obras que describen la trayectoria artística del pintor ampurdanés, desde sus primeras experiencias artísticas—impresionismo, futurismo, cubismo, etc...—y sus creaciones surrealistas, hasta las creaciones de los últimos años de su vida. Algunas de las obras más destacadas que se exponen son Autorretrato con l’Humanité (1923), Port Alguer (1924), El espectro del sex-appeal (1932), Retrato de Gala con dos costillas de cordero en equilibrio sobre su hombro (1933), Autorretrato blando con bacon asado(1941), Poesía de América-Los atletas cósmicos (1943), Galarina (1944-45), La cesta del pan (1945), Leda atómica (1949) y Galatea de las esferas (1952), entre muchas otras. También hay que destacar el conjunto de obras realizadas por el artista con la finalidad expresa de ser expuestas de forma permanente en el museo, obras que van desde pinturas y esculturas hasta complejas instalaciones monumentales. En este grupo destacan la sala Mae West, la sala Palacio del Viento, el Monumento a Francesc Pujols y el Cadillac lluvioso.

Si bien la obra expuesta es básicamente de Dalí, también hay obras de otros artistas que él quiso que se expusieran: Antoni Pitxot, Evarist Vallès, y la colección privada de Salvador Dalí con obras de El Greco, Marià Fortuny, Modest Urgell, Ernest Meissonier, Marcel Duchamp y Gerard Dou. Igualmente, en diferentes salas del Teatro-Museo se pueden encontrar, entre otras, obras de Bouguereau, John de Andrea, Wolf Vostell, Meifrén y Ernst Fuchs. Desde la muerte de Salvador Dalí, en 1989, también puede visitarse la cripta con su tumba, situada en el centro del museo; un espacio que fue remodelado en 1997 para exponer una colección de joyas de oro diseñadas por el artista.Ernest Meissonier”, “Marcel Duchamp”, “Wolf Wostell”, “Antoni Pitxot”…..

*La normativa del Museu Dalí no permite usar flaix en las cámaras fotográficas. Tampoco dispone de servicio de visitas guiadas.

Comparte Museo-Teatro Dalí

Fotos de la visita


Sobre Girona Experience

Girona Experience es una empresa especializada en la organitzación de tours a medida de un solo dia para descubrir todos los secretos y rincones de Girona y la Costa Brava.

Todas las visitas se realizan en un vehículo de lujo de 7 plazas que os recogerá y os devolverá ante  la puerta de vuestro hotel en Girona. Todos los traslados son gratuitos.

Síguenos